El reciente descubrimiento es tan grande que elevó en un 1000% la estimación de la población maya y ahora los especialistas hablan de más 20 millones de habitantes. Se encontraron palacios, casas y fortificaciones que permanecieron ocultas desde siglos, en un área mayor a los 2.000 km², en la Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala.

El descubrimiento se llevó a cabo por un consorcio de más de 30 científicos y arqueólogos y financiado por la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM), donde se utilizó costosa tecnología que está revolucionando la arqueología. La LIDAR (Light Detection and Ranging por sus siglas en inglés), utiliza láser para detectar objetos sobre las superficies y se utiliza en los coches autónomos de Google.  El hallazgo se llevó a cabo sin tener que cortar ni un solo árbol, se proyectaron haces de láser desde un avión y se midieron las longitudes de onda a medida que éstos rebotaban, de forma similar al sonar que los murciélagos usan para cazar.

“Esta revelación constituye uno de los desarrollos más importantes de la arqueología maya en los últimos 100 años”, declaró Tom Garrison, uno de los arqueólogos del proyecto. “Necesitaremos 100 años para analizar todos los datos y realmente entender lo que estamos viendo”, aseguró Francisco Estrada-Belli, explorador de National Geographic (sociedad que publicó el estudio) y continuó: “Hay 20.000 km² más por explorar y seguramente encontremos cientos de ciudades que hoy desconocemos”. Gracias a LIDAR se encontraron fortalezas vikingas y ciudades medievales en la jungla de Camboya.

Carlos Torres

Con información RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here