El calabacín (Cucurbita pepo) se originó en el continente americano hace más de 10 mil años y cuando los españoles y los portugueses llegaron al Nuevo Mundo, trajeron esta fruta a Europa. Desde entonces, esta hortaliza se ha hecho muy popular, con una escala global de producción de más de 5 mil millones de toneladas al año. Estados Unidos y China son los principales productores de calabacín.

Controlar el colesterol

El consumo de calabacín en nuestra dieta nos ayudará a bajar el nivel de colesterol en nuestro sistema, pues muchos estudios han puesto sobre la mesa que la fibra dietética que contiene el calabacín colabora para reducir los niveles de colesterol. Así, sus altos niveles de vitaminas A y C también contribuyen a la disminución del riesgo de la aterosclerosis.

Salud ocular

Uno de los mejores beneficios para la salud del calabacín es el fortalecimiento de nuestros ojos (gracias a la luteína y la zeaxantina). Según muchos informes, estos fitonutrientes tienen un impacto significativamente positivo en la vista. Garantizan que nuestros ojos están a salvo de los efectos peligrosos de los rayos solares y previenen la degeneración macular asociada a la edad.

Pérdida de peso

El calabacín es eficaz para el control de peso debido a su saludable combinación de alto contenido en fibra y agua y un bajo contenido de calorías. Todo ello lo convierten en un alimento de baja energía y muy apto para las dietas de control de peso. Además, gracias a su alto contenido en agua y fibra nos sacia antes, ayudándonos a controlar el apetito con muy pocas calorías. Como curiosidad, el calabacín tiene casi la mitad de calorías que la misma cantidad de coles de Bruselas o de brócoli.

Controlar la presión arterial

Los calabacines son una ayuda estupenda para nuestro organismo de cara a reducir los niveles de presión arterial. El potasio y el magnesio de esta verde hortaliza benefician a aquellos que sufren de hipertensión hipertensión o presión arterial alta, por lo que debemos tomar buena nota de que no nos falte como complemento a nuestras comidas diarias.

Calabacín contra el envejecimiento

El calabacín es una potente fuente de vitaminas A y C, poderosos antioxidantes que nos ayudan a mantener una piel sana y a luchar contra los radicales libres dañinos. Los radicales libres son responsables de causar el envejecimiento de la piel, provocando la aparición de manchas y arrugas. Así que para prevenir los síntomas del envejecimiento, nada como el calabacín.

Fuente: GV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here