El 6 de febrero de 2018, a las 01:30 horas en Cabo Cañaveral (Florida, EE. UU.), la empresa del emprendedor sudafricano Elon Musk, SpaceX, lanzará su cohete gigante Falcon Heavy con destino a la órbita de Marte y con un coche Tesla en su cápsula de carga.

El supercohete, el más potente desde el cohete lunar Saturno V de la NASA, despegará desde la misma plataforma en Florida que llevó al ser humano a la Luna hace medio siglo.

De hecho, el de hoy es uno de los lanzamientos más esperados desde las misiones Apolo (1961-1972) que llevaron el ser humano a la Luna, tanto que se han puesto entradas a la venta para presenciarlo de cerca y se espera que miles de personas acudan a Cabo Cañaveral.

Con este viaje se trata de probar si el Falcon Heavy, de 70 metros de alto y con capacidad para transportar más de 66 toneladas, puede servir para llevar carga útil al espacio. La carga será un automóvil eléctrico Tesla de color rojo (como no podía ser de otra manera, ya que el presidente de SpaceX, Elon Musk, dirige a su vez la firma automovilística).

Musk ya ha anunciado que su objetivo es probar el cohete para para llevar al espacio satélites más pesados e incluso, en un futuro, a humanos, gracias a su potencia y capacidad.

 

El Tesla rojo dentro del Falcon Heavy, en una imagen de EFE facilitada por SpaceX.

El lanzamiento fue confirmado ayer por Musk, que compartió en Instagram una foto del automóvil deportivo eléctrico amarrado al cohete, con un maniquí que llevaba un traje espacial sentado en el asiento del conductor. Junto a la imagen, el multimillonario escribió ‘Starman in Red Roadster’, una referencia al plan de la firma para reproducir ‘Space Oddity’ de David Bowie desde los altavoces del coche durante el lanzamiento.

Carlos Torres

Con Información de Xataka

Dejar respuesta

¡Por favor deja un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí