Martin Luther King ha sido uno de los mejores oradores que ha tenido Estados Unidos, y un pastor que luchó de manera incansable contra la segregación en el país norteamericano, entre otros motivos en pro de las minorías que lo hicieron levantar la voz, e incluso impulsar protestas pacíficas. Como el dijo en su discurso más importante, “I have a dream”, lo que se generó en aquel entonces todavía se entiende “como la mayor demostración por la libertad en la historia” de su nación.

Entre esas actividades, estuvo el Boicot de autobuses de Montgomery. Conocido en inglés como “Montgomery Bus Boycott”, sucedió en 1955. Y nació como una necesidad, o mejor dicho, de un sentimiento de orgullo y cansancio sobre lo que establecía el sistema.

Boicott de autobuses en Montgomery
Boicott de autobuses en Montgomery

Lo cierto es que el 1 de diciembre de ese año, Rosa Parks no quiso cederle su asiento a una persona blanca, a pesar de que  así lo demandaban las leyes por tener piel negra. Su acto de rebeldía la llevó a la cárcel e iniciaron, como las olas, otras demostraciones de revelación contra esta política. En este punto, se incluyeron figuras cruciales como Martin Luther King y Ralfh Abernathy, quienes participaron y llegaron a conducir el movimiento.

Lea también: SpaceX reutilizará un cohete para volver a abastecer la ISS

¿Qué hizo Martin Luther King?

El nombre de Martin Luther King no tenía entonces el peso que tiene ahora. No obstante, el encarcelamiento de Rosa fue el impulso para que un pastor bautista llevara la protesta de los autobuses públicos. Luchando a su lado por los Derechos Civiles también estuvo la activista Johnnie Carr, y amiga de Parks.

Martin Luther King y el Boicott de autobuses en Montgomery
Martin Luther King y el Boicott de autobuses en Montgomery

Su labor fue, básicamente, convocar. Gracias a él se logró la organización de la comunidad afroamericana para que evitasen utilizar el medio de transporte, lo que eventualmente, comenzó a causar un déficit en las cuentas. Por consiguiente, les fue necesario a las actividades convertir en inconstitucional la segregación racial en los autobuses, suceso que inició una ola de protestas contra prácticas iguales en otras áreas de la sociedad. El 20 de diciembre 1956, la ley llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos y fue revocada legal y oficialmente

Fueron muchos los logros. Sin embargo, es todavía una lucha vigente. Titulares por actos violentos que genera el racismo, son comunes aun. Y repetir la concientización que buscó Luther King, una tarea diaria aunque ya hayan pasado 50 años desde su asesinato por un segregacionista.

Con información de El País

Dejar respuesta

¡Por favor deja un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí