Las compañías farmacéuticas GSK y MSD, y el Programa de Donación de MECTIZAN (MDP) han fecilitado al presidente de Togo, Faure Gnassingbé, a su Gobierno y a su pueblo por convertirse en el primer país de África en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha verificado la eliminación de la filariasis linfática como problema de salud pública.

La filariasis linfática, conocida comúnmente como elefantiasis, es una enfermedad debilitante causada por un parásito que se transmite a los seres humanos a través de la picadura de los mosquitos.

Según la OMS, esta enfermedad está presente en 73 países y se estima que el número de personas infectadas es de 120 millones. La infección crónica a largo plazo puede causar daños al sistema linfático de las personas afectadas y esto puede causar hinchazón grave e irreversible de los miembros, las mamas y los genitales, causando importante malestar y estigmatización social.

En países africanos en los que la filariasis linfática y la oncocercosis o ceguera de los ríos (otra enfermedad parasitaria) son coendémicas, la OMS recomienda administrar dos medicamentos a la vez, albendazol e ivermectina, de forma anual, durante al menos seis años para reducir el nivel de parásitos en personas infectadas y ayudar a romper el ciclo de transmisión hasta que la enfermedad ya no sea un problema de Salud Pública.

 

Fuente:sonbuenasnoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here